Mi código ético

Estoy convencida de la calidad de la gestión y la profesionalidad de aquellos servidores públicos que somos intraemprendedores natos

Vivo empeñada en convertir a las instituciones públicas en un lugar amable para los ciudadanos, donde las formas de comunicación sean transparentes, sencillas y accesibles para todos

Soy una apasionada de las redes sociales y de las nuevas formas de comunicación que están revolucionando el acceso al conocimiento y a la información en todos los ámbitos de nuestra sociedad

Trabajo cada día para demostrar que es posible una administración pública cercana, eficiente y responsable con los asuntos y problemas que atañen a los ciudadanos

Creo en el trabajo bien hecho, en que todos los esfuerzos tendrán su recompensa, en que hay que dar más y pedir menos, en que los buenos irán al cielo, y en que algún día el chocolate no engordará