Errores del community manager (que no cometerás si lees esto)

21 Flares Filament.io 21 Flares ×

Dice el refrán que quien tiene boca se equivoca, y yo añadiría además que quien escribe, también. Esto nos sirve igual tanto si estamos en el mundo offline como en el online, con la diferencia de que un error cometido en redes sociales puede tener mucha más repercusión y alcance que el que cometemos por ejemplo escribiendo un informe o una carta.

Las personas que gestionamos redes sociales podemos cometer muchos errores en el ejercicio de nuestro trabajo. En esta ocasión me voy a centrar en esos fallos que tienen más que ver con la rapidez e inmediatez con la que trabajamos que con errores en cuanto a la estrategia que podemos seguir y a los cuales dedicaré otro post. Los errores que hoy vemos son esos pequeños “despites” o fallos que de haber sabido que nos pueden ocurrir seguramente no los hubiéramos cometido o hubiéramos puesto más cuidado para que sucedieran.amalia lopez acera

Por tanto, si eres community manager y estás gestionando redes sociales:

1.Quita la geolocalización cuando te vas de viaje. Es algo en lo que no solemos reparar ya que la tenemos por defecto, pero si nuestra empresa, administración u organismo tiene sede en Madrid, lo normal es que lo haga desde allí y no desde Sri Lanka, lugar al que hemos ido porque estamos de vacaciones o bien porque nos han enviado allí por trabajo. Y es que hoy en día podemos trabajar desde cualquier sitio, lo cual no quiere decir que tengamos que señalar donde estamos si nuestra localización como community manager no tiene relación con alguna actividad de la cuenta que gestionamos. Y aunque el ejemplo de Sri Lanka es exagerado lo mismo me sirve para que aparezca el restaurante de la esquina.

2. Cuidado con confundir las cuentas personales y profesionales. Que levante la mano a quién no le haya pasado en alguna ocasión que ha tuiteado o subido una foto y en vez de hacerlo en el perfil profesional lo ha hecho en el personal, o lo que es peor, a la inversa. En principio no tiene porque ser nada grave y dependerá de si lo que hemos tuiteado o la foto que hemos subido es más o menos comprometida. Debemos tener especial cuidado ya que es un fallo que podemos cometer con mucha facilidad ya que solemos tener ambos perfiles en el mismo móvil y es fácil cambiar de una o otra sin darnos cuenta.

3. Mejor eliminar el texto predictivo de los móviles. Desde luego que es mucho más cómodo escribir con esta funcionalidad, pero también nos hace más proclives a cometer errores, ya que nos puede dar por defecto palabras que no queremos escribir y que por la rapidez con lo que lo hacemos se nos puede pasar corregirlo.

4. Los etiquetados los carga el diablo. Este es uno de los errores más comprometedor de todos, ya que podemos citar o nombrar a personas que no tienen nada que ver con la información o mención que queremos hacer y que podrían comprometer a la imagen de las cuentas que estamos gestionando. Es importante por tanto asegurarse de los perfiles que etiquetamos ya que suele haber perfiles con nombres parecidos, pensemos en el caso de Twitter por ejemplo. Yo en el caso de esta red social suelo localizar primero los perfiles de las personas, empresas o entidades que quiero etiquetar y los escribo, o bien en un papel o bien en la opción de borrador, y así me aseguro que voy a etiquetar a quién realmente quiero.

5. Los errores en Facebook e Instagram son más fáciles de subsanar que en Twitter y LinkedIn. Esto es simple y llanamente porque en las dos primeras redes sociales podemos editar la publicación en la que hemos cometido el error y subsanarlo, mientras que en las otras dos no, y sólo podremos hacerlo borrando el tuit o el comentario con lo que perderemos todas las intereacciones que hayamos conseguido hasta el momento de percatarnos del error.

6. Equivocarse de foto. Nos acaban de pasar una foto que tenemos que subir a redes sociales pero tenemos el móvil lleno no sólo de fotos del trabajo, sino también de fotos personales y de todo lo que nos llega a través de WhatsApp. Por lo que es muy, pero que muy fácil subir una foto que no toca por error. Así que acostumbrarnos a fijar la vista siempre un segundo en la foto que subimos nos ayudará sin duda a no cometer este fallo.

7. Repasar los enlaces para no que no estén rotos o estén incompletos. Ya sea bien una url entera o acortada tenemos que tener cuidado de copiarla y pegarla entera ya que si nos dejamos aunque sea un sólo caracter el enlace ya no será válido y podemos perder mucho tráfico a nuestra web, o bien provocar que haya un buen número de interacciones de usuarios ya que no tienen acceso al enlace que hemos adjuntado.

Seguramente hay más fallos y pequeños errores que se pueden cometer por lo que si queréis espero vuestros comentarios al respecto.

21 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 2 LinkedIn 19 Email -- Filament.io 21 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *